Por qué Lectura a Viva Voz

La lectura a viva voz tiene la capacidad de contagiar el gusto por el oír leer, generando vínculos afectivos entre quien lee, quien oye leer, el libro, su autor y los personajes. Lo que interesa conseguir con el concurso, al hacerlo a nivel nacional y a través de los medios de comunicación masiva, es que los niños y jóvenes chilenos se familiaricen con los libros y sus sonidos (sus lecturas), para luego hacerlos parte fundamental de sus vidas. Es imprescindible que POL sea una iniciativa visible, ya que esta misma visibilidad es lo que va a generar el efecto de contagio multiplicador de la lectura. Por esto, es fundamental que el concurso tenga un espacio en televisión, en la radio, en la prensa y una fuerte presencia digital en Internet, especialmente las redes sociales.

Para lograr que un niño haga de la lectura un hábito, ella tiene que otorgársele de manera constante. Ante dicha perspectiva el concurso El Placer de Oír Leer pretende fomentar este hábito no solo en los participantes sino en todos quienes oigan leer y/o sean partícipes de alguna narración. El concurso se pretende llevar a cabo de manera anual, a partir del 2015, de manera que cada niño tenga la posibilidad de acercarse al libro, de leer y de oír sus contenidos y enamorarse de la experiencia.

Cuando leemos en silencio, existe una sonoridad virtual que hacemos resonar mentalmente: se trata de una voz interior que durante mucho tiempo la ciencia trató en forma marginal. Sin embargo, investigaciones recientes dan cuenta de la importancia de su desarrollo a través de la lectura en voz alta, como camino insoslayable hacia la adquisición de una lectura silenciosa experta.

Suzanne Prior y Katherine Welling, investigadoras en sicología de la Universidad de Frédéricton (Canadá) demuestran que la lectura silenciosa no se desarrolla sin la lectura a viva voz. Se lee primero en voz alta para otros, antes de leer en silencio para sí mismo: la transición solo se produce una vez adquiridos los automatismos de la lectura oral.

El Placer de Oír Leer busca incentivar la práctica y experiencia de la lectura en voz alta en el leer para otros: para los compañeros y profesores; para la provincia; para la región; para el país; incluso para otros lectores a través de Internet (YouTube). El concurso toma como protagonistas a los alumnos, su profesor, y sus familias, de manera que se genere una comunidad de lectores en torno al concurso. Pretendemos cultivar la lectura como actividad compartida, que se contagia y que una vez adquirida como hábito, ésta sea irrenunciable.

Para Johannes Ziegler, investigador francés en sicología cognitiva, la clave de esta transformación de la percepción se encuentra en el acceso a la forma sonora de las palabras: la información fonológica influencia la lectura de forma automática y casi irreprimible, de manera que el lector experto escucha mentalmente la música de las palabras. Estas investigaciones muestran que la voz interior no es un epifenómeno, sino que juega un rol fundamental en la lectura experta. Resulta imposible soslayar la importancia del aspecto fonológico en el aprendizaje de la lectura, por eso la mayor contribución del El Placer de Oír Leer, será justamente darle voz al lector, involucrando así a toda una comunidad en torno a la lectura.